miércoles, 25 de mayo de 2011

Nutrientes del Cannabis

Los Nutrientes

El cannabis es uno de los vegetales que tiene mayor capacidad de absorción de nutrientes y otros elementos (desechos orgánicos, inorgánicos, metales pesado, etc.), a la vez que es capaz de metabolizarlos y transformarlos en materia aprovechable.
Esta cualidad no significa que para su óptimo desarrollo necesite gran cantidad de nutrientes.
Los vegetales como los animales necesitan una serie de elementos minerales indispensables para su desarrollo, además del carbono (C), hidrógeno (H2) y oxígeno (O2). El cannabis, como todos los vegetales, precisa disponer de estos elementos en mayor o menor porporción, y se les denomina macroelementos (primarios y secundarios) y microelementos, respectivamente.
Son macroelementos primarios el nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (P). Los secundarios son el azufre (S), el calcio (Ca) y el magnesio (Mg). Los microelementos, también llamados oligoelementos, son el hierro (Fe), el cobre (Cu), el manganeso (Mn), el boro (B), el cinc (Zn), el cloro (Cl), el molibdeno (Mo) y el sodio (Na).

Macroelementos primarios


Como su nombre lo indica, son los nutrientes que la planta consume en mayor cantidad. Deben estar siempre disponibles para un crecimiento rápido y fuerte, por lo que suelen añadirse al suelo en operaciones regulares de abonado. En la etiqueta de todos los fertilizantes figuran como relación “N-P-K”.

NITRÓGENO (N)
 
Es el elemento más importante en la nutrición vegetal; forma parte de las proteínas, ácidos nucleicos y otros compuestos de la célula vegetal y, además, es el único elemento del que no se dispone como mineral en la roca madre.
 
Para que exista nitrógeno a disposición de las plantas o bien el nitrógeno atmosférico, este debe ser fijado (fijación) por alguno de los microorganismos del suelo, o bien ser recuperado de restos orgánicos (mineralización) o, por último, ser aportado por el hombre (fertilización).
 
El cannabis narcótico necesita nitrógeno en todo su ciclo biológico, pero interacciona inversamente con la producción del cannabinoide psicoactivo THC, por lo que su administración debe ser muy cuidadosa y metódica, siendo muy poco su aporte en el período vegetativo y aún menos en la fase de floración. Por el contrario el cannabis industrial exige grandes aportes de este elemento.
Aunque abunda en el aire, las plantas no lo pueden asimilar y solo lo absorven de un compuesto (nítrico o amoniacal) a través de las raíces. La lluvia aporta al suelo pequeñas cantidades de nitrógeno en forma amoniacal, absorbible por las plantas. El nitrógeno ayuda al crecimiento de las plantas que, con suficiente hierro, presentan hojas color verde oscuro.

FÓSFORO (P)
 
Es uno de los macronutrientes esenciales. Esta esencialidad es debida a que entra a formar parte de los ácidos nucleicos, fosfolípidos y otros componentes del material celular; así como por ser el elemento clave en el transporte de energía y por intervenir en la respiración, la fotosíntesis y reproducción de los nitratos.
El fósforo induce la formación de un activo y potente sistemaradicular por lo que resulta especialmente indicado para el desarrollo de la estructura de la planat. Favorece la formación e influye marcadamente en la calidad y cantidad de semillas. Los cultivos son más resistentes a plagas y enfermedades y responden mejor a los efectos negativos abióticos (granizos, vientos, sequías, inundaciones, etc). Activa la flora microbiana del suelo con lo que se favorece la descomposición de la materia orgánica y la fijación del nitrógeno atmosférico.
El cannabis toma de la solución nutritiva del suelo la mayor parte del fósforo que necesita durante la etapa de formación del sistema radicular, motivo por el que debe ser aportado al comienzo del cultivo. Esto contradice muchos informes y artículos en los que se indica su aplicación casi exclusiva en la etapa o fase de floración, no obstante es conveniente un incremento moderado durante esta fase.

POTASIO (K)
 
Otro de los elementos esenciales mayores, es decir, que en mayor cantidad lo requieren las plantas es el Potasio. Su esencialidad no se basa en que directamente forme parte de moléculas que pudiéramos llamar esenciales, sino más bien, porque su presencia regula fenómenos o procesos vitales tales como: economía del agua, metabolismo de glúcidos y proteínas, etc.
En este sentido, incide en la absorción vía radicular y foliar, en la apertura y cierre de estomas y resistencia de la planta a la salinidad, sequía y frío. Regula la turgencia celular, es decir pone a punto el sistema en el que han de producirse las reacciones vitales, algunas de las cuales, parece ser, cataliza.
 
El potasio es móvil en la planta, por lo que su deficiencia se manifiesta en hojas viejas (sequía del ápice y bordes, asi como hojas pardas), siendo una deficiencia grave cuando esto ocurre.
El potasio del suelo es más o menos movilizable por la actividad de los microorganismos o por la acción de los abonos, resultando aprovechable por el cannabis a corto plazo. El potasio en forma soluble administrado por el hombre es directamente asimil
able.

No hay comentarios:

Publicar un comentario